El cortometraje de GE sobre la captura de carbono

“Powering Tomorrow” es una miniserie documental de tres películas centrada en el papel del gas en la transición energética para ayudar a brindar electricidad más confiable, asequible, sostenible y resistente en todo el mundo.  

El viaje de Ahmad Wakaa desde la extracción de combustibles fósiles hasta la lucha contra el cambio climático fue más difícil que simplemente cambiar su enfoque profesional. Nacido en Qamishli, Siria, en el seno de una familia numerosa, obtuvo un título en ingeniería petrolera y se fue a trabajar en los campos petroleros de su ciudad natal. Obligado a huir de la guerra civil siria, Wakaa hizo un escape peligroso, cruzando casi diez fronteras internacionales para encontrar seguridad. Con asilo concedido en Noruega, ahora ayuda a las empresas a probar tecnologías de captura de carbono en una instalación que parece un laberinto de tuberías, tanques y medidores.

“Estoy muy orgulloso de ser parte de esta comunidad que está trabajando en una solución para salvar el planeta”, dice Wakaa.

Hoy Wakaa se ha reunido con su familia y es padre de dos hijos. Su historia ilustra las diversas formas en que personas de muchos orígenes están trabajando ahora para hacer la transición de nuestra sociedad hacia un futuro con menos carbono. Protagoniza una nueva miniserie de películas llamada «Powering Tomorrow», de GE Vernova, que cuenta cómo Noruega aspira a convertirse en líder en la captura y almacenamiento del carbono liberado por la quema de combustibles fósiles antes de que ingrese a la atmósfera. 

El corto documental atraviesa el impresionante paisaje nevado de Noruega, desde una granja de algas marinas hasta la encantadora ciudad costera de Bergen y el lugar de trabajo de Wakaa, el Centro Tecnológico Mongstad (TCM), actualmente la instalación de prueba de captura de carbono de acceso abierto más grande del mundo. 

Dos cortometrajes más de la serie documental destacan los esfuerzos de Australia por establecer una economía de hidrógeno sostenible que eventualmente le permita exportar energía con menores emisiones de carbono a los países asiáticos vecinos. Además, se exploran los avances de Vietnam en la reducción de las emisiones de carbono de su red eléctrica, al mismo tiempo que se mantiene al día con un impresionante crecimiento económico.

baya lisa

“Noruega es un lugar excelente para la transición energética, porque están viviendo y respirando la transición hacia una energía [más sostenible]”, dice Lisa Berry, directora de tecnología para la descarbonización de GE Vernova en las Américas. Crédito: GE Vernova
 

A través de los tres cortometrajes, los espectadores tienen la oportunidad de presenciar la transición energética desde diversas perspectivas, encarnadas por una amplia gama de personajes, como un agricultor de pitahayas, un joven camionero, ejecutivos e ingenieros de una empresa eléctrica. Esta diversidad de enfoques permite una comprensión más profunda de los desafíos y las promesas asociadas con la reducción de las emisiones de carbono.

En una de las películas, Lisa Berry, directora de tecnología de GE Vernova para la descarbonización en las Américas, comparte su visión sobre el actual panorama energético. Berry narra su fascinación por Noruega, un país en el que tuvo la oportunidad de viajar por motivos de trabajo. Según ella, la geografía y la cultura noruegas convierten al país en un líder ideal en tecnología de captura y almacenamiento de carbono.

En palabras de Berry, «Noruega es un lugar excepcional para llevar a cabo la transición energética, ya que están inmersos en ella y la viven de forma tangible». La ubicación de Noruega junto al Mar del Norte resulta especialmente relevante, dado que las características geológicas de esta región, que en su momento albergaron una gran cantidad de petróleo y gas, ahora pueden utilizarse para almacenar el dióxido de carbono capturado. Sin embargo, para implementar con éxito la captura y el almacenamiento de carbono, es necesario contar con infraestructuras adecuadas y regulaciones que fomenten su adopción a nivel global, así como inversiones a gran escala.

John Catillaz, director de descarbonización en GE Vernova, menciona en uno de los cortometrajes que, aunque la tecnología de captura de carbono, que utiliza una mezcla química de líquido y solvente para absorber el CO2, ha existido durante un siglo, ha sido recientemente cuando gobiernos y compañías eléctricas han comenzado a mostrar un mayor interés en ella. Catillaz explica que su función en GE Vernova es ayudar a los proveedores de energía y a las redes eléctricas nacionales a abordar el desafío de reducir las emisiones.

En resumen, estos cortometrajes exploran las experiencias y perspectivas de diversos protagonistas involucrados en la transición energética, lo que nos permite comprender mejor tanto los desafíos como las oportunidades asociadas con la producción de energía con bajas emisiones de carbono.

https://www.youtube.com/watch?v=lAr4al8PRWM

La captura y el almacenamiento de carbono con los métodos actuales pueden duplicar el costo de generar electricidad a partir de fuentes como el gas natural, lo cual dificulta su adopción en países que buscan energía más asequible. Algunos críticos consideran que la captura y almacenamiento de carbono (CCS, por sus siglas en inglés) es una forma de encubrir las emisiones de dióxido de carbono resultantes de la quema de combustibles fósiles. Sin embargo, la perspectiva está cambiando a medida que la urgencia del cambio climático se hace más evidente.

Según Catillaz, cada vez se reconoce más la necesidad de una participación internacional en este desafío. «Ningún país puede hacerlo solo. Todos deben sentarse a la mesa y ser participantes comprometidos», destaca. Noruega tiene planes ambiciosos para impulsar la implementación a gran escala de tecnologías de captura de carbono en todo el mundo, y eso es precisamente en lo que se centra Wakaa y su equipo en el Centro de Tecnología de Captura de CO2 (TCM). Allí, los desarrolladores de tecnología acuden para evaluar si sus ideas pueden superar los obstáculos técnicos asociados con la ampliación de nuevos procesos.

Wakaa destaca que muchas de las tecnologías avanzadas de aminas que se utilizan comercialmente hoy en día han sido probadas y verificadas en TCM. Aunque la tecnología de aminas está bastante desarrollada, él y sus colegas están entusiasmados con la nueva plataforma en TCM que permite probar tecnologías emergentes, como sorbentes sólidos y membranas, que podrían ser más eficientes en la captura de CO2.

El camino de Wakaa hacia su lucha contra el cambio climático ha estado lleno de desafíos. Viajó por varios países antes de establecerse en Noruega, donde tuvo que esperar más de un año para obtener la residencia. Una vez allí, trabajó arduamente, obtuvo una maestría y aprendió noruego en menos de un año. Después de traer a su esposa desde Alemania, tuvo que equilibrar su trabajo, sus estudios universitarios y el cuidado de sus dos hijos pequeños. Para él, aparecer en el documental, incluso con su familia, fue una experiencia divertida y emotiva. Aunque al principio sus hijos se preguntaban por qué los extraños los estaban filmando durante el desayuno, ver las escenas con su familia le recordó lo que había pasado para poder participar en el documental.

No olvides de suscribirte a nuestra newsletter para estar al tanto de las últimas novedades de la industria 4.0.

Buscar

Categorías

Entradas recientes

Etiquetas

Suscríbete a la newsletter

ARTíCULOS RELACIONADOS

Software de GE Vernova en Iberia

En el mercado ibérico, las soluciones de software industrial de GE Vernova son fundamentales para la optimización de operaciones, mejora de